Encontramos a Tina en el Parque del Retiro como una pequeña bola peludita en el mes de febrero. No sabemos cómo pudo llegar allí, ni entendemos por qué pudo ser abandona y menos mal que la encontramos a tiempo, un gato casero no tiene prácticamente opciones de sobrevivir en un parque o en la calle, no saben buscar comida y a menudo no son tolerados por el resto de gatos de las colonias establecidas.

Tina es una gatita de tamaño pequeño, muy educada, tranquila, parlanchina… ¡lo tiene todo! Tal vez fue un juguete roto o un regalo mal pensado, pero desde luego acabar en el parque no es lo que ella merecía.

Tan buena y encantadora es Tina que ahora vive con una familia estupenda y disfruta de una nueva vida y del calor de un hogar como Mali.

¡Enhorabuena pequeña y familia!

GALERÍA DE TINA:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *